Parece que el uso de un ventilador de techo en invierno no sea apropiado, pero es un concepto totalmente equivocado. El poder usar un ventilador de techo acompañado de la calefacción ya sea por gas natural, radiante o eléctrica será muy beneficioso para nuestra factura.

El buen uso combinado de un ventilador de techo y la calefacción nos va ayudar a mover el aire de la forma correcta y tener nuestras estancias climatizadas por todas las zonas por igual.

El aire caliente tiende a subir a la zona más alta de la estancia, por lo tanto en la zona de los pies notaremos una sensación más fría que por ejemplo en la parte de la cabeza.

Con el uso combinado de un ventilador de techo y nuestra calefacción ayudaremos a que este aire frío que se queda en la zona baja se redistribuya y tengamos una temperatura óptima en toda la estancia por igual.

Por lo tanto en invierno:

  • Con la ayuda de un ventilador de techo utilizaremos el aire caliente que está en la zona del techo para moverlo y calentar las zonas bajas que son frías.
  • Podemos disminuir la temperatura del termostato de la calefacción de ese modo la calefacción no se enciende tanto, por lo tanto ahorramos dinero.