Un ventilador de techo, es totalmente seguro para colocar en la habitación de un bebé, a parte también recomendable porque ayuda a que el bebé duerma bien y no se despierte. Por otro lado según un artículo publicado en el “New York Times” en el año 2008, los ventiladores de techo ayudan a disminuir el factor de riesgo de muerte súbita.

Ayuda a dormir el bebé

Un ventilador de techo ayuda a dormir el bebé por diversos motivos, uno seria el movimiento de aire que ayudan a que el bebé se relaje más rápidamente y se quede dormido, y otro, en verano, el ventilador de techo ayudará a que la temperatura sea la idónea para nuestro bebé. Siempre recurrimos a abrir las ventanas, pero todos sabemos que durante la noche se generan ruidos y entrada de insectos que pueden despertar al bebé.

 

Reducción del riesgo de muerte súbita

Si acostamos a nuestro bebé de espaldas ayudará a que note el flujo de aire y además esta posición también se considera la más segura para prevenir el síndrome de muerte súbita. El estudio concluyó diciendo que el uso de un ventilador o ventilador de techo “puede ser una intervención efectiva en la disminución del riesgo de SMSL en bebés que duermen en lugares adversos”.

Debemos saber

Debemos saber que un ventilador de techo no da aire ni frio ni caliente, simplemente lo que hace es ayudar a la circulación del aire en la estancia donde se encuentre instalado. En verano las aspas girando en sentido contrario a las agujas del reloj forzaremos a que el aire vaya hacia abajo, y en invierno girando las aspas en el sentido de las agujas del reloj, el aire frío ira hacia arriba y el aire cálido hacia abajo rebotando en las paredes.