Como nos han enseñado en la escuela el aire caliente, que es más ligero, sube y el aire frío, que es más denso, baja.

Este es el movimiento natural del aire se conoce como convección, por eso en un espacio cerrado, como puede ser una habitación, un salón, etc.. la temperatura cerca del techo puede llegar a ser hasta 8ºC superior a la del suelo. Cuando sucede esto decimos que se produce la estratificación del aire.

 

Este efecto es un problema en invierno y en verano. Cuando llega el invierno y conectamos la calefacción el aire caliente tiende a subir al techo y quedarse atrapado allí arriba, es por eso que un ventilador de techo nos ayuda a mover este aire y evitar la estratificación del aire. En verano ocurre lo mismo pero el aire frío se queda por la zona del suelo y no sube hacia arriba. Si forzamos la circulación del aire con un ventilador de techo podemos conseguir una temperatura mucho más homogénea en toda la estancia, es decir que estamos ganando confort al no notar zonas más frías o calientes y también ahorramos dinero, al tener que bajar la potencia al aire acondicionado o a la calefacción.

 

Ventilador de techo en invierno:

  • Utilizaremos el aire caliente que queda atrapado en la zona del techo para moverlo y calentar las zonas frías.
  • Se puede disminuir la temperatura del termostato de la calefacción. Al aumentar la temperatura del termostato, la calefacción no se enciende tanto, por lo tanto ahorramos dinero.

Ventilador de techo en verano:

  • Utilizamos  la masa de aire frío atrapado en el suelo y/o en rincones de la casa
  • Se puede aumentar la temperatura del aire acondicionado, ya que al tener un ventilador de techo vamos a sentir una mayor sensación de frescor.

Por último hay que decir que los ventiladores de techo de Modern Fan son de bajo consumo, lo que nos ayudará a ahorrar en la factura de la luz.